Conservar y utilizar de manera sostenible nuestros océanos

 

Con la necesidad de divulgar y compartir información de interés Ambiental  y comprometidos en ayudar para su cuidado y protección,  nos permitimos replicar un Nota publicada por la ACC (American Chemistry Council)   referente a la Basura Marina y las acciones que a nivel global se pretenden asumir para su resolución.

por Steve Russell el 13 DE JUNIO DE 2017 en POLÍTICA

A principios de esta semana tuve el privilegio de hablar en la Misión Alemana durante la “Conferencia de los océanos” de las Naciones Unidas. La conferencia fue diseñada para avanzar en la implementación del Objetivo de Desarrollo Sostenible 14 para conservar y utilizar de manera sostenible nuestros océanos, mares y recursos marinos. Y esto obviamente incluye nuestro objetivo compartido de mantener los plásticos fuera de los océanos.

Mis comentarios comenzaron con un punto en el que los expertos coinciden: para detener el flujo de plásticos hacia el océano, debemos comenzar a recolectar y reciclar residuos sólidos municipales urgentemente, con un enfoque en países con poblaciones en expansión donde tales sistemas aún no están en funcionamiento. Y por ahora significa gran parte de la región Asia-Pacífico.

En 2011 reunimos a asociaciones de plásticos de todo el mundo bajo una Declaración Global que refleja acciones específicas tomadas para prevenir soluciones de basura marina. La Declaración ahora cuenta con 70 signatarios y hemos implementado 260 proyectos en 35 países para trabajar en mantener los plásticos fuera de los océanos

También estamos trabajando con líderes en la región de Asia y el Pacífico, donde los insumos de plástico oceánico son los más altos, para catalizar la inversión en los programas de recolección y reciclaje de desechos sólidos municipales. Y estamos trabajando con la ONU para proporcionar experiencia técnica y una serie de compromisos en el marco de la Alianza Global sobre Basura Marina.

Entonces, con tanto ímpetu en soluciones, nos sorprendió que esta semana la “gran idea” de la ONU no se centrara en la creación de apoyo para financiar la gestión de residuos o en el despliegue de reciclaje innovador y recuperación de energía. En cambio, alentó a los ciudadanos a pedir la prohibición de las bolsas de plástico y otros plásticos de “un solo uso”.

Es una pena. Centrarse en solo una pequeña parte de la corriente general de desechos no comienza a abordar el problema. Y le da a los políticos un “pase” en las partes mucho más difíciles. Y lo peor de todo es que probablemente empeora las cosas para el océano. ¿Cómo?

Un estudio de 2016 realizado por Trucost, la misma firma que llevó a cabo un estudio similar para la ONU en 2014, descubrió que el uso de materiales distintos a los plásticos para empaques y bienes de consumo podría tener efectos dañinos e involuntarios en nuestro medio ambiente. El estudio mostró que los costos ambientales del uso de plásticos en los envases y productos de consumo son casi cuatro veces menores de lo que serían si los plásticos se reemplazaran con materiales alternativos. Los costos ambientales incluyen más desperdicios de comida y empaque, más combustible usado en el transporte, más basura y mayores emisiones de gases de efecto invernadero. Si generamos más residuos, más basura y mayores emisiones de gases de efecto invernadero porque utilizamos menos plástico, ¿estamos ayudando a crear un mundo más sostenible?

Aplaudimos a la ONU por hacer de la salud del océano una prioridad. Pero resolver este problema requerirá que miremos más allá de los actos simbólicos, apuntemos alto y nos comprometamos con soluciones duraderas, a saber, la urgente necesidad de ampliar la infraestructura de gestión de residuos.

Para su lectura Original en Ingles: https://blog.americanchemistry.com/2017/06/marine-litter-lets-stay-focused-on-solutions/